AGROKSIL El Silicio en el Cultivo de Arroz

El Silicio (SiO2), no está clasificado como un micro elemento esencial en la agricultura, sin embargo, es un elemento nutricional que fortalece las paredes celulares de las plantas.

El Silicio es absorbido por las plantas en forma de Ácido Monosilícico Si(OH)4 y transportado igualmente, a través del xilema, siendo su distribución en la planta dependiente de los órganos involucrados. Después de solidificarse debajo de la cutícula, sobre las células epidérmicas, el Silicio se vuelve inmóvil dentro de la planta de arroz. Los Silicatos se encuentran almacenados en la paja, la cáscara del grano y en los propios granos de Arroz.

El Silicio, tiene varias funciones claramente demostradas en el crecimiento de las plantas de arroz:

1) Una buena absorción de Silicio protege las plantas contra la infección de hongos e insectos, y una buena capa cuticular de Silicio sirve como barrera contra hongos, insectos y ácaros.

2) Una mayor absorción de Silicio mantiene las hojas erectas y, por tanto, promueve una mejor fotosíntesis en los distintos doseles de la hoja y, en consecuencia, mejora los rendimientos y producción del cultivo de arroz.

3) Un aumento de la absorción de Silicio disminuye las pérdidas por transpiración. En las hojas del arroz, se forma una capa doble de (Si) debajo de la cutícula y encima de las células epidérmicas. Dicha capa de (Si) limita la pérdida de agua por las hojas y dificulta la penetración y desarrollo de las hifas de los hongos.

4) Un aumento de la absorción de Silicio fortalece el poder oxidante de las raíces del arroz y disminuye una excesiva absorción de Hierro (Fe) y Manganeso (Mn).

 5) La excelente interacción del Silicio con el Fósforo, permite una mayor asimilación, además de hacer asimilables las formas bloqueadas einmóviles del Fósforo en el suelo. Se ha observado que las deficiencias de Fósforo en el arroz disminuyen con la aplicación de Silicatos Orgánicos solubles, gracias al desplazamiento que hace el ión Silicato al ión Fosfato en la molécula fijadora del Fósforo.

Por otra parte, las deficiencias de absorción de Silicio activo por las plantas de arroz, provocan una serie de problemas nutricionales, cuyos síntomas se manifiestan de las siguientes formas:

  1. Decoloración.
  2. Hojas Caídas.
  3. Aparición de manchas de color café.

AGROKSIL.- Producto especialmente formulado para incorporar Silicio (SiO2) activo y de rápida asimilación en forma líquida, junto con Potasio (K2O), y ambos quelatados por la acción del Carbono orgánico, y que se puede aplicar al luelo como por vía foliar.

La composición garantizada del AGROKSIL Concentrado Soluble, son las siguientes:

Las dosis recomendadas de AGROKSIL en el cultivo de arroz, son de 3 a 6 l/ha en el ciclo de cultivo, divididas en 4 aplicaciones, y a razón de 1 a 2 l/ha en cada aplicación, de acuerdo a las necesidades que se observen.

1. La primera aplicación se realizará en la siembra.

2. La segunda aplicación se realizará después de la germinación y antes del Macollaje, en la etapa en que el arroz está en forma de Plántula.

3. La tercera aplicación se realizará al terminar la etapa de Macollaje, o sea, durante la etapa de Elongación y Engrosamiento de la vaina del arroz.

4. La cuarta aplicación se realizará después de la floración y el cuajado, y cuando el arroz está en la etapa de Estado Lechoso. En esta cuarta aplicación, además de seguir aportando Silicio activo y 100% asimilable, la acción del Potasio se muy interesante a efectos de llenado del grano.

El Silicio induce a la formación de Fitoalexinas que ejercen una acción fungicida preventiva contra los ataques de toda la gama de Hongos Fungosos que producen enfermedades de putrefacción de raíces, hojas y tallos del Arroz, y que se pueden controlar con la aplicación de Silicio, son las siguientes:

Cuando el Silicio se acumula en las paredes de las células epidérmicas, parece que hace disminuir la transpiración, así como las infecciones causadas por hongos. En las hojas de las plantas el Silicio se deposita debajo de la cutícula y sobre las células epidérmicas, esta capa limita la pérdida de agua por las hojas y dificulta la penetración y desarrollo de hifas de hongos (ver figuras 1,2 y 3).

En gramíneas y dicotiledóneas, la mayor parte del Silicio permanece en el apoplasto de las hojas y es depositado tras la evaporación del agua principalmente en las paredes externas de las células epidérmicas de ambas caras de las hojas. Este proceso (que se denomina silicificación), produce un efecto repelente, pues cristalizando sobre la superficie de las hojas hace que se vuelvan urticantes para las partes bocales de los insectos y nemátodos. En la tabla siguiente aparecen las plagas que afectan al cultivo del arroz, y que según las múltiples investigaciones realizadas son controladas por el Silicio.

Por lo expuesto, podemos afirmar que el Silicio además de sus funciones físicas en el suelo y en el desarrollo de las plantas, actúa como un fungicida preventivo contra las infecciones provocadas por Hongos fungosos, y protege las plantas contra ataques de insectos que causan daños en la epidermis de los cultivos.

Información y pedidos Clic WhatsApp